Para un pelo perfecto a la vuelta del verano!

El verano aún no ha terminado, pero ya hay que prepararse para la vuelta a la rutina diaria: la recuperación del ritmo escolar o laboral. Y en nuestras mascotas también se adelantan la llegada del otoño y la muda estacional...

Las pequeñas molestias del otoño

La vuelta a la rutina diaria es un periodo de transición delicado, no sólo para las personas, sino también para los animales de compañía. A menudo, implica cambios de ritmo: para las mascotas cuyos dueños trabajan fuera de casa, puede significar largas jornadas en el interior de los hogares, en un entorno cerrado y caldeado, y con sólo algunos paseos higiénicos demasiado breves. Llegan también los primeros fríos del otoño, junto con el viento y la lluvia. Perros y gatos van a perder su pelo de verano y a revestirse con su abrigo invernal. En algunas circunstancias, esta muda estacional puede resultar demasiado abundante o prolongarse inusualmente. 

También pueden aparecer problemas concomitantes que afecten a la piel o al pelo: caspa, fragilidad en las uñas, enrojecimientos, picores, pelaje apagado, etc.
Estas molestias pueden deberse a múltiples causas y no son específicas del otoño. Entre los factores que las favorecen están algunas posibles carencias de origen alimentario o biológico. La piel es un órgano importante en constante renovación, por lo que absorbe una gran parte de los nutrientes que aporta la alimentación. Cualquier desequilibrio en las aportaciones o en la asimilación de los aminoácidos, ácidos grasos esenciales (AGE), vitaminas u oligoelementos puede alterar las funciones de barrera y protección inmunitaria de la piel. 

La revisión del final del verano

El principio del otoño supone por tanto una buena ocasión de visitar al veterinario para detectar un problema cutáneo o una carencia, o simplemente para discutir la mejor manera de proteger la salud de nuestra mascota. Tras un examen clínico completo y una serie de preguntas sobre la alimentación de su animal de compañía (lo que posiblemente incluya un análisis de sangre y de orina), el veterinario recomendará alimentos adecuados o reequilibrará las raciones. Puede que también le ofrezca un tratamiento ocasional de complementos específicos por vía oral de ácidos grasos esenciales, vitaminas, oligoelementos, etc. 
Existen además otras formas de administrar suplementos, sobre todo AGE por vía tópica, es decir, en aplicación directa sobre la piel allá donde aprecie que es necesario. 

 

Dra. Isabelle Mennecier, veterinaria

LA SELECCIÓN DERMOSCENT®


Dermoscent® ha desarrollado diversas soluciones que responden a las necesidades de los animales.

Essential 6® spot-on, con aceites vegetales ricos en AGE y una sinergia de aceites esenciales y vitamina E, restablece el equilibrio cutáneo, favorece una correcta hidratación de la piel, incrementa el brillo del pelaje y reduce considerablemente la caspa y la caída del pelo. Se administra directamente sobre la piel del animal. 
Keravita®, rico en fitoqueratina, vitaminas (B5, B8, B6, B3 y E) y oligoelementos (cinc), fortalece las uñas y ralentiza la caída del pelo. Se comercializa en forma de unas irresistibles tabletas para masticar.
Essential 6® spot-on y/o Keravita® constituyen el tratamiento ideal para abordar el invierno en plena forma.

Lo que necesita su mascota

 

Restablecer un adecuado equilibrio cutáneo

 

Frenar la caída del pelo, fortalecer las uñas, y favorecer el brillo del pelaje

Dermoscent