La otitis externa en perros y gatos: reconocerla para controlaría mejor
Otitis externa: riesgo de recurrencia en perros y gatos

¿Su animal se rasca las orejas, sacude la cabeza, coloca la cabeza de una forma poco habitual? Eso debería ser una señal de alarma, le advierte que debe visitar al veterinario cuanto antes, ya que es muy probable que tenga una infección del oído u otitis. Un examen clínico en profundidad permitirá saber cuál es la gravedad de la infección.

¿Cómo se manifiestan las otitis?

Existen varios tipos de otitis:  
•    La otitis externa es una inflamación del conducto auditivo externo hasta el tímpano, acompañada de intensos picores, dolores en ocasiones agudos y la presencia de un flujo no habitual o secreciones marrones en el borde del conducto, a veces asociadas a un olor desagradable.
•    La otitis media afecta a las bullas timpánicas y puede ir acompañada de una otitis externa. El animal agita la cabeza, la mantiene inclinada, se rasca la base de las orejas o se queja cuando se le toca. Pueden observarse síntomas de inflamación de la esfera otorrinolaringológica (ORL) o problemas neurológicos.
•    La otitis interna, menos frecuente, afecta al aparato vestibular o al nervio auditivo y puede causar una sordera o problemas de equilibrio. 


Figura 1: La oreja del perro/gato

 

¿Cuáles son las principales causas de la otitis externa?

Existen 4 causas principales:
•    alergias (alimentarias, atopia)
•    parásitos («ácaros de los oídos»)
•    cuerpos extraños (espigas)
•    exceso de cerumen debido a la disfunción del proceso natural de limpieza del canal auditivo

Existen algunos factores de predisposición, como ciertas particularidades anatómicas et/o raciales: abundancia de pelo en las orejas (caniche, etc.), orejas caídas poco «ventiladas» (cocker, setter, etc.), conducto auditivo estrecho (shar-pei, etc.), o perros con tendencia atópica (bulldog francés, westie, etc.). A menudo las recidivas son muy frecuentes, lo que aumenta el riesgo de complicaciones.

 

¿Cuáles son las complicaciones de las otitis recidivantes?

Cuando las otitis se repiten, el equilibrio de la flora del conducto auditivo se altera, las bacterias y hongos microscópicos que se encuentran en la misma se multiplican anormalmente, provocando una infección más o menos profunda y grave. Cuanto más se tarde en aplicar el tratamiento, mayor será el riesgo de que la complicación se agrave. En caso de recidivas, las paredes del conducto tienden a espesarse (llegando incluso a la obstrucción casi completa), lo que provoca una menor ventilación y favorece el desarrollo de gérmenes patógenos: se inicia un círculo vicioso.

 

¿Cómo tratar y limitar el riesgo de recidiva?

El cuidado de una otitis externa requiere un tratamiento local, que lleva asociada una limpieza con un producto adaptado, a un tratamiento específico de la causa. En caso de otitis recidivantes, en ocasiones el veterinario podrá realizar una limpieza profunda del conducto, con el fin de eliminar el exceso de cerumen y los restos celulares acumulados. Esto aumentará la eficacia del producto de tratamiento (antibiótico, antifúngico), que se administrará según las recomendaciones del veterinario. En caso de espesamiento importante de las paredes del conducto auditivo, podrá ser indicado un tratamiento por vía general (antibióticos y/o antiinflamatorios), e incluso una intervención quirúrgica.
El mantenimiento regular del conducto auditivo con un producto de limpieza adaptado y eficaz permite espaciar las recaídas.

Dra. Isabelle Mennecier, veterinaria

LA SELECCIÓN DERMOSCENT®


Dermoscent® ha desarrollado un producto con activos antimicrobianos naturales, destinado a limpiar eficazmente y con suavidad el conducto auditivo y aliviar las irritaciones. La utilización regular de PYOclean® Oto en el oído mantiene el equilibrio correcto de la flora local, calma la inflamación y permite limitar las recidivas. Se presenta en monodosis, permitiendo evitar contaminaciones cruzadas entre los oídos.

Lo que necesita su mascota

 

Limpiar el conducto auditivo con suavidad & calmar las irritaciones locales

Dermoscent