El cuidado de la piel y el pelo de los pequeños mamíferos
El cuidado de la piel y el pelo de los pequeños mamíferos- Dermoscent

En las últimas décadas, en nuestros hogares han surgido nuevos animales de compañía (NAC) junto con los tradicionales gatos y perros, y ahora existen clínicas especializadas capaces de ocuparse de sus problemas de salud.
Bajo el término genérico de NAC se agrupan tanto peces de acuario como pájaros, reptiles y anfibios, pero también pequeños mamíferos, como conejos, hámsters, conejillos de Indias, chinchillas, ratas, ratones, gerbos, hurones, ardillas, etc.

La higiene de los pequeños mamíferos y sus problemas de piel

Malos olores y pelo grasiento

Algunos pequeños mamíferos tienen repartidas por todo el cuerpo múltiples glándulas sebáceas que producen más o menos sebo según los periodos (aumento en periodo de reproducción). Esto puede producir en el animal un olor bastante fuerte, que en ocasiones es preciso atenuar. Ocurre, por ejemplo, con los hurones (marcado olor almizclado) y los conejos.

Por otra parte, cuando esas glándulas producen mucho sebo (un fenómeno que se agrava con la obesidad, los desequilibrios alimentarios, etc.), el pelo adquiere un aspecto grasiento. Además, las glándulas se pueden obstruir con mucha facilidad, y acabar presentando una inflamación. Si la higiene es deficitaria, también pueden producirse infecciones bacterianas que cursen con picores, erupciones cutáneas y caídas del pelo. Estos fenómenos son frecuentes en el conejillo de Indias, la rata, el ratón y el hámster (en los costados).

Para amortiguar ese desagradable olor y evitar el exceso de sebo, reforzando a la vez las defensas de la piel, existen limpiadores seborreguladores (con o sin aclarado), así como pipetas que se pueden aplicar todas las semanas, si es necesario.

Problemas específicos

Una incorrecta higiene de la jaula o un material de cama inadecuado pueden producir en estos pequeños mamíferos unas afecciones en las extremidades de las patas denominadas pododermatitis (en el conejo y el conejillo de Indias). Solucionar este problema con eficacia requerirá, ante todo, limpiar la jaula con frecuencia y optar por una cama menos irritante. Medidas que contribuyen a combatir dichas afecciones son, además, limpiar con esmero los espacios interdigitales (por ejemplo, con unas toallitas purificadoras) y aplicar un bálsamo protector y reparador.

Algunos pequeños mamíferos (conejillo de Indias, rata, ratón, etc.) también son muy sensibles a las carencias alimentarias (por ejemplo, de omega 3 y 6) o a las afecciones de origen alérgico (alérgenos alimentarios y medioambientales). Esto puede producir consecuencias que repercutan en la piel y el pelo: sequedad cutánea, pérdida de pelo, caspa, etc. En ambos casos, una alimentación adecuada, la aportación de complementos alimentarios específicos y el uso de tratamientos de aplicación directa sobre la piel (pipetas y aerosoles) son medidas que contribuirán a combatir dichas afecciones. 

Dra. Isabelle Mennecier, veterinaria


LA SELECCIÓN DERMOSCENT®

 

Dermoscent® ha desarrollado productos de tratamiento destinados, no sólo a los perros y los gatos, sino también a los pequeños mamíferos. Compuestos por activos 100 % naturales, estos productos respetan y alivian las pieles sensibles, refuerzan la película hidrolipídica para preservar la hidratación cutánea, desodorizan al animal e incrementan el brillo del pelo.

Lo que necesita su mascota

 

Mejorar el aspecto de la piel (caspa, rebrote del pelo, etc.)

 

Paliar los desequilibrios cutáneos ocasionados por una carencia de omega 3 y 6

 

Limpiar con suavidad el pelo y la piel, sin tener que aclarar y atenuar los olores intensos

 

Reducir los olores intensos debidos a las secreciones de las glándulas sebáceas

Dermoscent