¿Cómo combatir y prevenir las infecciones cutáneas de mi mascota?

 

La flora cutánea: un delicado equilibrio

Los perros y los gatos suelen albergar entre el pelo y sobre la piel bacterias y hongos microscópicos que constituyen la flora cutánea. Ésta varía en función del ejemplar y de las zonas del cuerpo. 

En algunas circunstancias (pulgas, alergias, condiciones de limpieza inadecuadas, etc.), se rompe el frágil equilibrio de la flora cutánea: los gérmenes se multiplican de una manera anormal y producen infecciones.

¡Aspectos clínicos muy distintos!

Una infección cutánea puede afectar a diversas capas de la piel:

  • Las infecciones superficiales afectan a la epidermis y/o a la base de los pelos: granos amarillentos (= pústulas), enrojecimientos, picores, olores desagradables si existe maceración (sobre todo, en los pliegues de la piel de algunas razas caninas: Carlino, Shar Pei, etc.). Es importante reaccionar cuanto antes desde la aparición de los primeros síntomas, para impedir que la infección se extienda en profundidad.
  • Porque las infecciones cutáneas profundas (que pueden afectar a todo el grosor de la piel) son más graves, más largas y difíciles de tratar: supuración purulenta nauseabunda y posible necrosis de tejidos cutáneos en la zona afectada. En los casos más graves, el estado general del animal se altera, y aparecen la fiebre, el abatimiento y la pérdida del apetito
 

¿Qué estrategia seguir para combatir y prevenir las infecciones cutáneas?

Incluye varios aspectos:

  1. De entrada, el veterinario recetará un tratamiento tópico (champú, toallita, loción, aerosol, pomada, etc.), para reducir la cantidad de bacterias u hongos microscópicos, y así aliviar el dolor y el picor: aplicaciones frecuentes al principio, y luego más espaciadas, sobre una piel preferiblemente esquilada. 
  2. En caso de infección cutánea profunda, recomendará un tratamiento antibiótico o antifúngico por vía oral o inyectable, que habrá que seguir estrictamente durante un periodo largo. ¡La perseverancia es la clave del éxito! 
  3. Aplicación de un tratamiento de fondo apropiado, si se identifica la causa que favorece la infección (alergia, parásitos, etc.), para reducir la posibilidad de recidivas.
  4. Por último, uso regular y a largo plazo de productos purificantes, rehidratantes y emolientes > Reducción de la duración global del tratamiento, refuerzo de las defensas locales del animal y prevención de las recaídas. 

 

Dra. Isabelle Mennecier, veterinaria

LA SELECCIÓN DERMOSCENT®

 


Los productos de la gama PYO, que presentan la triple ventaja de limpiar y purificar la piel, aliviar los signos de agresión (picores y enrojecimientos) e hidratar localmente. Por lo tanto, tienen su lugar en la estrategia de lucha contra las infecciones cutáneas.

Lo que necesita su mascota

 

Limpiar & purificar las zonas de difícil acceso (pliegues...)

 

Restablecer & mantener una flora cutánea equilibrada, y reducir las posibilidades de recaída

 

Limpiar & purificar la piel sin irritarla ni resecarla

 

Sanear & calmar la piel, y restablecer la flora cutánea

Dermoscent