¿Cómo administrar un medicamento oral a un gato o a un perro?
¿Cómo administrar un medicamento oral a un gato o a un perro?

Quien dice “visita al veterinario”, a menudo dice prescripción médica. No siempre es fácil administrar medicamentos orales a su gato o a su perro. Sin embargo, es importante asegurarse de que el tratamiento sea bien realizado para que sea efectivo. Dependiendo del tipo de forma de presentación (comprimido, líquido, gel, gotas, etc.), la administración será más o menos fácil. ¡Aquí encontrará algunos consejos para que este gesto no se convierta en una tarea imposible!

¿En qué condiciones debe administrar el medicamento a su animal?

Es importante administrar el medicamento al animal cuando esté relajado y preferiblemente en un lugar tranquilo.

Evite administrar un medicamento después de una actividad deportiva o juego. De hecho, un animal sin aliento podría ingerir de forma inadecuada el medicamento.

Háblele suavemente y piense en recompensarlo con un regalo y un abrazo. No olvide que su mascota siente sus emociones perfectamente.

En caso de dificultad, no insista, es mejor volver a comenzar en un momento que sea mejor para usted y su mascota.

Administrar el medicamento en forma de tableta:

Cada vez hay más tratamientos en forma de tabletas (antipulgas, antiparasitantes...).

Algunos medicamentos son apetitosos, es decir, están formulados de tal manera que su olor y sabor facilitan que el animal los tome de forma espontánea. También hay presentaciones divisibles/desmenuzables que simplifican la administración del medicamento.

Lamentablemente, no todos los tratamientos son tan fáciles de administrar.

En estos casos, use un truco en lugar de coaccionarlo. Oculte la tableta dentro de un alimento que lo hará irresistible, como una albóndiga, atún o queso. La tableta a veces puede parecer grande para su gato o perro, pero no se preocupe, el esófago de su mascota es lo suficientemente grande y no tendrá problemas para ingerirlo.

Sin embargo, algunos animales son más difíciles que otros. La única forma de administrarles  un medicamento es deslizándolos por la garganta. Para ello, ponga su mano alrededor del hocico. Con la otra mano, abra la mandíbula e inserte la tableta en la parte posterior de la garganta. Cierre suavemente la boca y masajee su garganta para ayudarle a tragar. Cuando haya tragado, su mascota pasará su lengua sobre la punta de su nariz. Quédese con él unos minutos y acarícielo para que no sea una experiencia traumática.

Administrar un medicamento líquido a su animal:

Vía oral:

Administrar un medicamento líquido, pastoso o en gel a su mascota a menudo será más fácil que darle una tableta. Si su mascota no suele comer todo el bol, lo mejor es no dispersar el líquido en su dieta porque no se tomará la dosis óptima del tratamiento. El método efectivo será, por lo tanto, administrarlo directamente en la boca. Agárrelo suavemente e inclínelo hacia arriba. Inserte la jeringa detrás del colmillo superior derecho o entre los dientes y la mejilla. Administre el medicamento líquido suavemente en pequeñas cantidades para dejarlo tragar.

Otras formas:

En caso de otitis, su veterinario le recetará gotas para introducirlas en el canal auditivo de su mascota. Cuando el canal auditivo está muy inflamado, a veces puede ser difícil porque el animal tentará debatirse. No dude en pedir ayuda a su veterinario o al asistente especializado de la clínica.

Para las gotas para los ojos (colirio), haga que su mascota se siente y acérquelo más hacia usted. Use una mano para abrir el párpado y la otra para administrar gotas en el ojo. Limpie el exceso con una gasa estéril. No use algodón, ya que puede dejar fibras cerca del ojo.

Si encuentra dificultades, pídale a los especialistas que le muestren el método más adecuado para su mascota.

Dermoscent