Alerta frente a las pequeñas “heridas” del verano de nuestros perros y gatos
Lesiones de perros y gatos en el verano

Durante las vacaciones, bajamos un poco la guardia. Sin embargo, en un nuevo entorno, los perros y los gatos necesitarían un poco más de vigilancia, para evitar que las «vacaciones» acaben en «urgencias». Vamos a repasar los riesgos a los que nuestros compañeros de cuatro patas se pueden enfrentar en la playa, la montaña o el campo...

Heridas superficiales

Aunque esto no es exclusivo de la estación estival, al jugar o pasear siempre existe el riesgo de que una mascota se arañe o se raspe. Los cuerpos extraños (espigas, astillas, etc.) también pueden producirles heridas. Debemos tener siempre al alcance de la mano algún antiséptico, como por ejemplo clorhexidina, un cicatrizante, un neceser con material para curas (compresas, vendas elásticas, esparadrapo, bandas Elastoplast o Vetrap, etc.) y unas pinzas de depilación.

Irritación de las almohadillas

Tras un paseo, las almohadillas del animal se pueden recalentar o presentar microcortes, lo que requerirá la aplicación de una crema que a la vez alivie y cicatrice
La arena caliente y la sal de la playa pueden irritar e incluso quemar las almohadillas y los espacios interdigitales. Es recomendable lavarlas con agua dulce y fresca, insistiendo entre los dedos. No olvide secarlas bien con una toalla, para evitar las maceraciones, ni aplicar una crema reparadora.

Irritaciones cutáneas

La arena y los baños en agua de mar (y en ocasiones, en agua dulce) también pueden irritar las pieles sensibles o con tendencia a alergias, sobre todo en algunas razas (Bulldog francés, West Highland white terrier, etc.). Para aliviar al animal, lávelo con un champú específico calmante.

Quemaduras solares

Pese a que, por lo general, las mascotas están protegidas por un denso pelaje, pueden ser víctimas de quemaduras causadas por el sol en las zonas sin protección (trufa, orejas, etc.). Aplique un protector solar en esas zonas sensibles antes de cualquier salida. Si al animal se le hace alguna quemadura solar, una crema reparadora e hidratante le servirá de alivio.

Golpes de calor

Son una de las EMERGENCIAS principales del verano. El golpe de calor puede producirse en animales confinados en recintos sofocantes y sin ventilación (en un vehículo, por ejemplo, pero también una veranda, …), a las horas de más calor del día. Asimismo, se puede producir una insolación por una exposición directa y prolongada a los rayos solares. En ambos casos, el animal respirará anormalmente deprisa y mostrará agitación o, por el contrario, parecerá muy abatido, titubeará, etc. En un caso así, será necesario trasladarlo cuanto antes a un lugar fresco, darle de beber, si es posible, envolverlo en una toalla humedecida con agua fría, y llevarlo de inmediato al veterinario.

Parásitos y otros insectos...

Insectos como las pulgas, las garrapatas, las moscas y los mosquitos pueden representar un auténtico peligro para el animal, ya que algunos son portadores de enfermedades graves (piroplasmosis y enfermedad de Lyme [garrapatas], leishmaniasis [mosquitos], etc.). A largo plazo, es imprescindible proteger a los animales con algún producto antiparasitario adecuado. ¡Solicite consejo a su veterinario!

Envenenamientos e intoxicaciones por picaduras, mordeduras, contacto, etc.

El verano también es la estación favorita de avispas, serpientes, medusas y algunos otros insectos y animales venenosos... ¡En caso de contacto con alguno de ellos, lleve urgentemente al animal a una consulta veterinaria!

Dra. Isabelle Mennecier, veterinaria


LA SELECCIÓN DERMOSCENT®

 

Dermoscent® ha desarrollado diversos productos que puede usted llevar en la maleta, porque podrían resultarle de utilidad durante las vacaciones.

Lo que necesita su mascota

 

Limpiar las patas rápidamente, y aliviar con ello las pequeñas irritaciones

 

Ayudar a la cicatrización de las abrasiones

 

Proteger la piel de los rayos UVA/UVB e hidratarla

 

Aliviar el picor

 

Proteger las almohadillas del perro antes del esfuerzo, y repararlas e hidratarlas después.

 

Conservar la hidratación de la piel + acción antioxidante

Dermoscent